Entrelíneas de la Política Económica Nro 14

EDITORIAL
Sans enchuf
Y Europa dice que pagará el rescate y las bolsas volaron. El patético exitismo de los chicos de las finanzas contrasta con las dificultades sistémicas de un régimen monetario en franca decadencia.

(ver Editorial)

Crisis financiera internacional.
El lado oscuro de los fundamentos
Por Leonardo Perichinsky

La crisis en la economía norteamericana siembra confusión en la realización de previsiones sobre el futuro de la economía argentina. En lugar de la inflación, que se desacelera, la preocupación para lo que queda del año y para 2009 es el crecimiento y el empleo. Las cuentas de producto nos indican que los márgenes de maniobra son importantes para reencauzarnos en el sendero del crecimiento fuerte e inclusivo.

(ver nota completa)

¿Dónde y cómo estamos?  Reflexiones a partir de las cuentas de Producto del II trimestre 2008
Por Miguel Zanabria y Rafael A. Selva

El endeudamiento en la historia Argentina ha tenido consecuencias trágicas desde el punto de vista económico y social. Acarrea sin embargo, problemáticas diferentes según, por ejemplo, el tipo de acreedor, sus condiciones y el destino que se le dé. Así, importa en la definición, si la deuda es para financiar un modelo de acumulación de valorización financiera o uno de expansión y reconversión de la estructura productiva. En la última década se logró, con no poco esfuerzo, el desendeudamiento en términos del producto, en particular con el sector privado y en moneda extranjera. Sin embargo el nuevo escenario de restricción de divisas hace evidente la necesidad de revisar la estrategia y explorar en la transición (que implica un proceso de reconversión productiva) otras fuentes a las ya utilizadas. Por ello, desde una perspectiva amplia donde la macroeconomía se orienta al desarrollo, se abre una nueva etapa en la que posiblemente resulte necesario el financiamiento externo, para equilibrar la balanza de pagos en el corto plazo, pero principalmente para seguir promoviendo el cambio estructural.

(ver nota completa)

Luz amarilla en el mercado de trabajo y la creación de empleo

Por Germán Saller 

Por la creación de casi 4 millones de nuevos puestos laborales y la mejora en la calidad del empleo, el mercado del trabajo era -para el gobierno- el mejor símbolo del éxito de su esquema macroeconómico. Pero los resultados del primer semestre de 2008 eclipsaron un poco esta realidad. Algunos datos muestran que a nivel agregado- la desocupación baja pero no necesariamente por la creación de empleo. A diferencia de lo ocurrido en el interior del país, la “crisis del campo”, dejó destrucción de puestos de trabajo en conglomerados urbanos no vinculados a lo agropecuario como el Gran Buenos Aires, el Gran la Plata y Mar del Plata. Si se toca el empleo, todo puede comenzar a ser “no positivo”.

(ver nota completa)